Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

El Impuesto al valor agregado (IVA): ¿qué es, quién lo paga y por qué?

Un empresario que menosprecie o que no conozca las bases del sistema tributario está destinado al fracaso. Entérate de lo principal sobre el IVA en México.

Frau arbeitet zu Hause

El Impuesto al Valor Agregado, mejor conocido por sus sigla IVA, es un impuesto indirecto que se paga al Estado por el valor que se agrega a un producto, y es imputable a todos los que:

a) .- Enajenen bienes;

b) .- Presten servicios independientes;

c) .- Otorguen el uso o goce temporal de bienes, o;

d) .- Importen bienes o servicios.

Una de las principales características es que el IVA es un impuesto indirecto, porque no recae sobre los ingresos, como lo hacen otros impuestos, sino que la persona física o moral que se ubique en el alguno de los supuestos anteriores es a quien el contribuyente le traslada la obligación de pago.

Un ejemplo de lo anterior es una empresa que compra materia prima para la fabricación de mobiliario para oficina, donde pago IVA a quien le adquirió la materia prima. Posteriormente, al maquilarlo y venderlo al cliente, la empresa le traslada el IVA al consumidor final (que puede ser mayor al que fue pagado por la materia prima), por lo que éste es la persona que absorbe el pago de dicho impuesto. En caso de que el exista una diferencia entre el IVA pagado inicialmente (acreditable) y el IVA que pagó el consumidor final (traslado), se le debe entregar al Estado dicha diferencia.

Por lo anterior, se puede deducir que el consumidor final es la persona, ya sea física o moral, que paga el Impuesto al Valor Agregado, ya que en la cadena de producción de bienes y servicios los intermediarios tienen derecho al acreditamiento del impuesto que ellos han pagado.

Es importante conocer que la legislación mexicana aplica una tasa general del 16% a las personas que adquieran bienes, los usen o gocen temporalmente, o reciban los servicios, pero más importante es conocer las exenciones que contempla la ley del IVA y la posibilidad de aplicar una tasa del 0% al IVA en diversos supuestos, especialmente en artículos de primera necesidad.

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *