Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

Ser único socio de tu empresa: ventajas e inconvenientes

Diversos profesionales brindan sus servicios y conocimientos diariamente a otras personas o empresas. Pero, ¿conviene hacerlo a nombre personal, o es mejor crear una sociedad como socio único? Entérate aquí…

Businessman and statistics trend

Situación actual

El entorno en el que actualmente nos desarrollamos requiere que afrontemos diferentes retos cada día, donde la necesidad de sobrevivir y sobresalir demandan que las personas desafiemos y apostemos por lograr posicionarnos en el mercado a través de la generación de autoempleo. En dicho medio podemos observar que existe la necesidad de emprender un negocio, pero la falta de garantía legal de éste limita a las personas para poder iniciarlo.

Ante dichas necesidad se puede advertir que varios son los países que han legislado a favor de la fundación de empresas de responsabilidad limitada, entre las cuales una variante tiene la particularidad contar únicamente con un socio, quien sería la persona encargada de realizar las aportaciones a dicha “sociedad”. En el caso México, podemos observar que existe un rezago en dicha materia, pues no existe una legislación que permita la constitución de empresas unimembres, con un solo socio.

¿Se puede o no?

Por lo tanto, el problema que surge es la imposibilidad de poder constituir una sociedad como socio único, pues la característica básica de cualquier sociedad es la existencia de dos o más socios, por lo que otro países se han visto en la necesidad de ampliar las figuras mercantiles y otorgarle posibilidad a los empresarios únicos de poder constituirse por medio de una empresa individual de responsabilidad limitada.

Decisión personal

Una de las principales ventajas de estas sociedades es la de eliminar el comercio informal, ya que los empresarios pueden ser autosuficientes contando con las garantías legales necesarias, fortaleciendo a los emprendedores, así se garantiza el patrimonio del comerciante para no ser afectado en caso de que existiese pérdidas. Además, se tiene la posibilidad de contar con un negocio propio sin necesidad de tener otro socio, ventajas fiscales, posibilidad de obtener financiamiento de manera más rápida y se impulsa el empleo.

Se debe mencionar sin embargo que a pesar de que los trámites necesarios para la constitución de la compañía pueden ser un obstáculo burocrático para el empresario,  los beneficios de crear una empresa son usualmente mayores a largo plazo. La decisión está en las manos de cada futuro emprendedor.

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *