Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

La contabilidad de una PYME: principales puntos a tomar en cuenta: México

El orden y la documentación es imprescindible para tener una buena contabilidad. Este conocimiento te permitirá tener más éxito en tu negocio. Recuerda, la información es poder. 

organization-582919_1920_pixabayLa contabilidad de una empresa contiene el registro de las operaciones económicas que ésta realiza.  Permite conocer los ingresos del negocio, las deudas de los clientes y el dinero disponible.

El conocimiento sobre la situación financiera de la empresa es fundamental a la hora de tomar decisiones de inversión, por esa razón, la contabilidad no es un tema que atañe solo a las grandes empresas, las PYME (pequeñas organizaciones económicas) deben mantener controles sobre los ingresos y egresos, pues solo de esa forma podrán afrontar las obligaciones tributarias y aquellas que se asumen como parte del giro comercial.

El éxito de un negocio reposa en una buena administración y ésta a su vez, en una contabilidad saludable.

Cuando se trata de una empresa pequeña o mediana (PYME) es normal que el tema contable se organice sin parámetros formales, sin embargo, ello puede representar un obstáculo para el crecimiento del negocio e incluso puede llevarlo a fracasar.  Para evitar que la contabilidad se torne un obstáculo o afecte el futuro de la organización es preciso considerar las siguientes recomendaciones al momento de organizarla:

  1. Ingresos y gastos. Separar los ingresos y los gastos le permitirá a la empresa conocer cuánto tiene y cuánto gasta, de esa forma medir la actividad comercial y el crecimiento económico. Normalmente estos datos se detallan en un libro de ingresos y gastos en el que se registran todas las entradas y salidas de dinero.
  2. Caja chica. La caja chica es un fondo pequeño que tiene la empresa disponible, que  le sirve para enfrentar los gastos que se presentan a diario en la empresa. Los gastos de caja chica deben llevarse en un registro separado.
  3. Inventario. El pequeño o mediano empresario debe saber la cantidad de producto que tiene, si ha tenido pérdidas por robos, accidentes u otra causa. Pues solo de esta forma podrá tener claridad sobre las compras que debe efectuar para abastecer el negocio.
  4. Cuentas pendientes de pago. La empresa debe velar siempre por su salud crediticia, por ello es importante que se mantenga al día con el pago de las deudas. Una crisis crediticia puede afectar no solo la estabilidad financiera de la empresa, sino también, la imagen que esta proyecta en el mercado.
  5. Cuentas por cobrar. Los registros de las cuentas por cobrar permiten a la empresa cobrar las cuentas de forma ágil y oportuna.

Los aspectos mencionados son básicos. No obstante, le permiten al pequeño y mediano empresario contar con un orden de las finanzas adecuado, para tomar decisiones económicas.

La contabilidad organizada es vital para una PYME, porque suministra la información necesaria para comprender las posibilidades de expansión del negocio y sirve como mecanismo de contención en aquellos casos en los que es indispensable resguardar el equilibrio de las finanzas. En ningún caso se debe permitir que los gastos superen los ingresos y cuando eso suceda se deben tomar medidas inmediatas para incrementar las entradas y restablecer el balance económico de la empresa.

Otro aspecto que debe cuidarse en relación con la contabilidad de la empresa es el manejo de las utilidades, la distribución de estas y la reinversión. Especialmente cuando la empresa da sus primeros pasos, pues es recomendable aprovecharlas en la consolidación del negocio.

Adicionalmente, es preciso cuidar la relación –siempre fluctuante- entre activos (objetos de valor del negocio), pasivos (las obligaciones que debe pagar la empresa) y capital (recursos económico-patrimoniales de la empresa). El aumento de activos en muchos casos es una consecuencia del incremento de deuda y eso no bueno para la empresa.

Por último, dos reglas de oro que debe considerar el emprendedor en su negocio son: cuidar el manejo del crédito y mantener un ahorro.

  • El pequeño empresario debe cuidar el crédito que otorga a los clientes, pues las posibilidades de cobro se reducen sustancialmente cuando no se han previsto garantías de pago.
  • Siempre se debe contar con un fondo de reserva. Aunque la empresa tenga una contabilidad equilibrada puede enfrentarse en cualquier momento a situaciones no previstas y en tales casos un ahorro o reserva será vital.

En síntesis, la organización de las finanzas en una empresa grande como en una pequeña es decisiva para el crecimiento, por eso debe ser atendida con orden y rigurosidad.

 

 

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *