Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

¿Cómo escribir buenos “Términos y condiciones de uso”?

Conoce algunos detalles sobre cómo escribir “Términos y condiciones de uso”, así como su importancia en tu empresa.

????????????????????????????????????????????????????

Como en muchos otros aspectos de los negocios, la redacción de los “Términos y condiciones de uso” debe ser un reflejo de su negocio, sus fortalezas, debilidad, riesgos, productos o servicios, etc. Sin duda alguna existe una estructura básica que todos los TC deben seguir, sin embargo, no está de más advertir que la mejor opción es asesorarse con un profesional en derecho que le ayude a detectar -sobre todo!- las debilidades y fortalezas de su empresa, a fin de tener clientes satisfechos, y también cubrir cualquier riesgo que pueda generar responsabilidades a su empresa. Los TC te vinculan jurídicamente y bien redactados te protegen frente a posibles reclamos judiciales o acciones legales de clientes.

En este blog te hablaremos un poco de esa estructura general y algunos tips, que no deben faltar en los términos y condiciones de los negocios.

Menos es más. Menos complejo y más comprensibleLos términos y condiciones deben estar redactados de tal manera que sea comprensible para  cualquier persona, sin embargo, es importante que conserves el tono profesional y serio que corresponde. Evita las jergas legales o comerciales que dificultan la lectura, pues quieres que las personas lean la información.

Evite imprecisiones. En el tanto la redacción de los TC sea directa y no dé cabida a interpretaciones diversas, menos dolores de cabeza y conflictos surgirán. No prometas cosas o des a entender ventajas o beneficios que no pretendes cubrir. Eso sería publicidad engañosa.

¿Cuál es la estructura general que  debe contener?

  1. Glosario

Una lista con definiciones de las palabras más relevantes procurará una interpretación más precisa de los TC.

  1. Precio y Mora

Esto les interesa mucho a las personas. Debes ser muy claro para que nadie luego alegue ignorancia. Esto es especialmente importante para empresas que ofrecen servicios.

  1. Políticas de Devolución o Reembolsos

Esto es cosa de todos los días. Es mejor dejar las reglas claras desde el inicio. Recuerda que debes respetar lo establecido en la Ley 7472, que regula los derechos de los consumidores.

  1. Métodos y cláusulas de pago

Habla sobre las opciones de pago, los plazos, y los  porcentajes de mora, así como las consecuencias.

  1. Explicación de procesos

En muchas ocasiones es bastante sencillo, pero de todos modos es mejor detallar los pasos de compra, de envío, de servicios, de cobro, etc.

  1. Limitación de responsabilidad

Este punto es crucial. Debes asesorarte con un abogado especialista. No basta con decir que se libera de responsabilidad, hay que hacer las advertencias respectivas y brindar soporte al cliente de ser el caso. Siempre dependerá del producto o servicio que ofrezca. Respete las normas civiles y comerciales.

  1. Futuros cambios del contrato

A veces es preciso hacer  cambios a los términos y condiciones de tu empresa, por eso debes dejar abierta esa posibilidad. También es importante agregar que si los clientes siguen usando el servicio o compra de producto implica una aceptación tácita del mismo, por ejemplo. También se le puede dar un plazo para que se dé de baja.

  1. Confidencialidad

Es una de las más importantes. En esta era digital es una preocupación recurrente de las personas.

Recuerda que términos y condiciones de uso de tu empresa te obligan jurídicamente. Es un contrato, te obliga a cumplir lo dicho.  Por eso vas a querer que esté redactado lo mejor posible y cubra todos los puntos necesarios.

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *