Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

Todo sobre una Sociedad Civil

Son Sociedades Civiles las uniones de socios que buscan obtener una ganancia económica sin tener fines comerciales, te mostraremos todo lo relativo a ellas.kreatives, junges team arbeitet im büro

 

De acuerdo con Código Civil Federal, se conoce como Sociedad Civil, o S.C., al contrato por medio del cual los socios se obligan a combinar recursos o esfuerzos para realizar un fin común, y que es de carácter preponderantemente económico, sin que se constituyan actos de comercio.

Las Sociedades Civiles se caracterizan por constituirse principalmente por personas que buscan obtener una ganancia económica por medio de la producción de bienes o prestación de servicios, siempre y cuando estos no tengan ningún fin comercial, según lo establecido en el Código de Comercio. La legislación aplicable en materia de Sociedades Civiles es la Civil Federal y la de la Entidad Federativa donde se encuentra la residencia de la Sociedad, salvo las Sociedades que se tornen mercantiles, pues en ese momento comenzarán a estar sujetas al Código de Comercio y la legislación aplicable en materia de sociedades mercantiles.

 

De la constitución

La constitución de la Sociedad se inicia por medio del contrato social  el cual deberá ser realizado por escrito, previa solicitud a la Secretaría de Economía de la Razón o Denominación Social de la Sociedad, éste en general se lleva a cabo ante un Notario Público quien da fe de la constitución de ésta por medio de la protocolización del contrato, además, realizará la inscripción de ésta en el Registro Público del lugar de residencia de la Persona Moral, con el objeto de que produzca efectos contra terceros.

El contrato de constitución de la Sociedad Civil debe contener como mínimo:

I. Los nombres y apellidos de los otorgantes que se obligan.

II. La razón social.

III. El objeto de la sociedad.

IV. El importe del capital social y la aportación con que cada socio debe contribuir, ya sea dinero, cualquier otro bien o industrial.

V. El resto de las reglas que regulen el funcionamiento de la Sociedad.

Este contrato debe ser modificado en Asamblea General, órgano máximo de la Sociedad, y solo podrá ser modificado por consentimiento unánime de los socios de la S.C.

 

De los socios

En el caso de los socios su aportación se conoce como aportación social, y le concede a los socios un voto en la Asamblea General. Si se decidiera que se debe realizar otra aportación posterior a la inicial, los socios que no deseen realizar la aportación podrán separarse de la Sociedad.

Cuando algún socio desee ceder sus derechos deberá tener el consentimiento unánime de todos los demás, quienes pueden ejercer su derecho del tanto. Si por el contrario se pretende admitir nuevo socios, también se debe tener el consentimiento y aprobación de la totalidad de los socios.

Es importante saber que las obligaciones sociales de la S.C. se garantizan subsidiariamente por responsabilidad ilimitada y solidaria de los socios que se encuentren a cargo de la administración de la Sociedad, mientras que el resto de los socios sólo responderán por la aportación económica que hayan realizado.

Los socios solo podrán ser excluidos por aprobación unánime del resto de los socios y si existiese una causa grave que se encuentre prevista en los estatutos de la Sociedad.

 

De la administración

La administración de la sociedad puede ser de uno o más socios, o estar integrada por medio de órganos especiales de administración y vigilancia. Sus funciones y nombramiento se deben realizar por medio de escritura pública, y no podrán ser revocados ni modificados sin que exista el consentimiento de los demás socios

 

De la disolución y liquidación

La sociedad solo puede disolverse por alguna de las siguientes causas, y deberá ser registrada en el Registro Público:

  • Por consentimiento unánime de los socios.
  • Por haberse cumplido el término prefijado en el contrato de sociedad.
  • Por la realización completa del fin social, o por haberse vuelto imposible la consecución del objeto de la sociedad.
  • Por la muerte o incapacidad de uno de los socios que tengan responsabilidad ilimitada por los compromisos sociales, salvo que en la escritura constitutiva se haya pactado que la sociedad continúe con los sobrevivientes o con los herederos de aquél.
  • Por la muerte del socio industrial, siempre que su industria haya dado nacimiento a la sociedad.
  • Por la renuncia de uno de los socios, cuando se trate de sociedades de duración indeterminada y los otros socios no deseen continuar asociados, siempre que esa renuncia no sea maliciosa ni extemporánea.
  • Por resolución judicial.

Cuando la disolución se haya llevado a cabo se procederá a la liquidación de la Sociedad, la cual se debe realizar por todos los socios si no existiesen un liquidador o liquidadores.

Se procederá a cumplir con todas las obligaciones que tenga la Sociedad con terceros y devolver la aportación a los Socios, si tras cumplir con dichas entregas existiesen más bienes, estos serán repartidos como utilidades. Por el contrario, si no existiesen bienes suficientes para cumplir con sus obligaciones, los socios deberán cubrir dichas obligaciones según lo convenido o tomando en cuenta el monto de sus aportaciones.

 

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *