Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

¿Cuándo es necesario firmar un Acuerdo de Accionistas?

Entre los convenios existentes en una Sociedad se encuentra el Acuerdo de Accionistas, que integra pactos de los socios fuera de los estatutos sociales.iStock_000015494581Small_Kurs

A pesar de que en los Estatutos del Acta Constitutiva de una Sociedad se estipula como deberá de funcionar ésta, muchas veces es necesario ahondar en dichos acuerdos generados entre los accionistas, siendo necesario integrar el resto de los acuerdos a los que hubiesen llegado los accionistas y que no se encuentran estipulados dentro de los Estatutos, existiendo para ello los Acuerdos de Accionistas o Convenios de Accionistas, y en España conocidos como Pactos Parasociales.

La legislación mexicana no contempla dentro de su normativa los Acuerdos de Accionistas, por lo que los consideraremos contratos atípicos que se celebran entre dos o más socios de una Sociedad, en los que se pretende inscribir pactos y condiciones entre los socios, que no serán integrados en estatutos, sin embargo, se considera que tienen suficiente fuerza jurídica dada la autonomía de la voluntad de las partes.

En este sentido podemos concluir que es necesario firmar un Acuerdo de Accionistas cuando se decida que es necesario concretar algún pacto entre ellos, siempre y cuando éste no contradiga lo establecido en los Estatutos del Acta Constitutiva, pudiendo establecerse dicho Acuerdo antes de formalizar la Constitución de la Sociedad ante Fedatario Público, o en cualquier momento después de dicha constitución.

Los Acuerdos de accionistas por lo tanto pueden ser suscritos cuando se requiera establecer un pacto convencional entre lo socios, pudiendo ser diferentes temas los tratados en dicho acuerdo, como acuerdos relativos a: Consejo de Administración, Consejo de Vigilancia, Las distintas consideraciones para los diferentes tipos de socios, Votos según la calidad con la que cuente el Socio, Acciones (venta, transferencia, etc.), La forma como será presentada la contabilidad de la empresa, El retiro o muerte de accionistas, Integración de nuevos accionistas y su calidad de socios, entre otros.

Estos acuerdos por lo tanto son considerados convenios privados, que no requieren de alguna otra formalidad, salvo las establecidas para los convenios en general, y a diferencia de la Constitución de la Sociedad o la modificación a los Estatutos del Acta Constitutiva de ésta, no requieren ser inscritos en el Registro Público del Comercio dado el carácter de privado que ostentan.

Como podemos ver los pactos tienden a establecer otras medidas que los socios desean tomar en torno a la empresa, y se utilizan cuando se desea que resulten de carácter obligatorio para los socios, para evitar incumplir lo pactado ya que esto conlleva una sanción la que generalmente se estipula en el acuerdo.

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *