Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

¿Qué es el impuesto sobre la renta, quién lo paga y por qué?

El Impuesto a la Renta en México es una principal fuente de financiamiento. Sin embargo, nunca es claro a quién afecta y en qué medida. Entérate aquí.

FAN2048293

El impuesto sobre la renta (ISR), es un impuesto directo, que es pagado por las personas que han obtenido directamente un ingreso (por ejemplo una venta, una renta o una prestación de servicios, entre otros) y que se aplica sobre las ganancias que se han adquirido de una operación comercial realizada en determinado ejercicio fiscal.

En dichos términos, se considera que son ganancias la diferencia que resulta de entre los ingresos obtenidos y las deducciones autorizadas con las que se cuenta, por lo que se encuentran obligadas al pago de este impuesto las personas físicas o morales que caigan en los siguientes supuestos:

I.- Las personas, físicas o o morales, residentes en México, respecto de todos sus ingresos, sin que importe la ubicación de la fuente de riqueza de donde procedan. Por ejemplo: El vendedor de una casa paga el ISR sobre la ganancia que ha obtenido.

II.- Los residentes en el extranjero que tengan un establecimiento permanente en el país, únicamente pagarán impuesto sobre la renta respecto de los ingresos que puedan ser atribuibles a dicho establecimiento permanente.

III.- Los residentes en el extranjero, pero que obtengan ingresos  que provengan de fuentes de riqueza que se encuentran situadas en territorio nacional, en caso de que no cuenten con un establecimiento permanente en el país, o  cuando aún teniéndolo,  los ingresos no le sean atribuibles a éste.

Es importante destacar que la tasación de este impuesto varía dependiendo los supuestos en lo que se encuentre el contribuyente, debiendo diferenciar primordialmente si se trata de una persona física o una moral, pues de ahíproviene la primer diferencia en la determinación de la tasa, por ejemplo las personas morales con fines lucrativos pagan una tasa fija del 30%, mientras que las personas morales sin fines lucrativos no se consideran contribuyentes; en el caso de las personas físicas la tasa varía de acuerdo a las obligaciones que tiene la persona y a los ingresos que ha obtenido (por ejemplo, una persona física con actividad empresarial tributa de manera diferente a una persona física que presta sus servicios, asalariado, o a un persona que enajena una propiedad).

En ambos casos existe la posibilidad de realizar exenciones en ciertos casos, por lo que es importante que se conozca y determine la actividad que realiza el contribuyente, para poder determinar las posibles exenciones que podría hacer valer atendiendo las reglas que se establecen en la Ley del ISR y que deben de ser aplicables al caso en concreto, destacando que se deben tomar en cuenta las disposiciones producto de la reforma a la Ley y que han entrado en vigor el presente año.

Las personas que se encuentren sujetas al pago del ISR, personas físicas y morales, deberán realizar pagos provisionales mensuales cuyo monto depende de las características que cada uno de ellos tiene, siendo ser necesaria una declaración anual que se deberápresentar en marzo del año siguiente en el caso de las personas morales, salvo algunos casos en los que se realizaráen febrero, principalmente las empresas vinculadas con el sistema financiero, y en abril todas las personas físicas que se sitúen en el supuesto.

 

 

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *